Acudir a la ITV y revisar el estado del vehículo en el taller, claves de la primera operación salida del verano