Baterías y neumáticos, los elementos más afectados tras el estacionamiento prolongado